Internacional

Peruana y su familia israelí fueron secuestrados por Hamás durante guerra en Israel

83views

Margit Schneider-Zimmerman, ciudadana peruana quien llevaba desaparecida desde el 7 de octubre, fecha en la que inició la guerra entre Israel y Palestina, fue secuestrada junto con su familia israelí por el grupo terrorista Hamás. Según lo que indicó el embajador de Perú en Israel, Manuel Cacho-Sousa, no se tenía conocimiento del paradero de ella. Sin embargo, a través de unos videos en redes sociales se ve como los terroristas se la llevan junto a su familia.

«Efectivamente, nosotros desde un comienzo consideramos a una persona desaparecida, la señora Schneider. Ella es parte de esta familia, nosotros también hemos visto este video y lamentablemente podemos afirmar o comprobar que la señora es la que estaba desaparecida», declaró en RPP Noticias.

Asimismo, manifestó que de momento se encuentran de brazos cruzados, pues no pueden acudir al lugar donde fue el rapto porque es la denominada zona de guerra.

«Nosotros no podemos acceder a la zona de frontera, obviamente ni la policía ni el servicio militar nos lo permiten, es zona de guerra», precisó.

Finalmente, reiteró que la presidenta Dina Boluarte tiene conocimiento de todo lo que sucede en Israel y que no ha abandonado a ningún peruano allá.

Cabe precisar que la familia de Margit Schneider-Zimmerman fue quien difundió los videos con la finalidad de que las autoridades den con el paradero de los cinco integrantes, entre ellos dos menores de edad.

Peruanos continúan pidiendo ayuda

Son varios los peruanos que se encuentran en Israel que han denunciado ante los medios de comunicación que el Estado los ha dejado a su suerte en plena guerra. Han intentado contactarse con la embajada en reiteradas oportunidades y nadie les responde. Lo que ellos piden es regresar al Perú.

“Me siento abandonada por el Estado. Estoy llamando todos los días a la embajada, me comunico por WhatsApp con Deborah, quien trabaja directamente con el embajador, y no sabe nada… Aunque sea, espero una palabra de aliento, pero lamentablemente la atención es pésima. Nos dicen que llamemos a la Cancillería, pero te contesta una grabadora que dice que es la embajada… Nadie sabe nada y nadie nos da información”, precisa María Uceda, quien vive en Haifa, al norte de Israel.

 

Con informacion de la Republica